MANZANILLA
Sanlúcar de Barrameda

La D.O.

50 años de D.O., siglos de tradición

Es difícil determinar el momento concreto en que se comenzó a elaborar y a disfrutar la Manzanilla. Está claro que es el resultado de una tradición vinícola milenaria, pero no es hasta 1964 que se constituye oficialmente la Denominación de Origen. Tracemos un recorrido por los principales hitos que la preceden.

Ya se elabora vino en el Marco de Jerez

El Marco es una de las regiones vinícolas más antiguas del mundo, con de dos milenios de historia. Fueron los fenicios los que trajeron el cultivo de la vid.

Primer escrito que menciona la Manzanilla

Pero no es hasta la segunda mitad del s. XVIII cuando encontramos un documento en el que aparece la palabra Manzanilla referida a un vino. Se trata de un Acta Capitular del Cabildo de Cádiz.

Surge la industria vinatera

La reestructuración del negocio vitivinícola y al asentamiento de la moderna industria en la zona se considera el momento en que las bodegas sanluqueñas comenzaron a elaborar Manzanilla.

Primeros escritos sobre la elaboración de la Manzanilla

Los primeros estudios documentados sobre esta práctica bodeguera los debemos al agrónomo y botánico Esteban Boutelou en su libro Memoria sobre el Cultivo de la Vid en Sanlúcar de Barrameda y Xerez de la Frontera.

Manzanilla en la DO Vinos de Jerez

Con la aparición en 1933 de la Ley del Vino, la Manzanilla se incorpora a la Denominación de Origen Jerez-Xérès-Sherry como uno de sus tipos de vino.

Constitución de la Denominación de Origen

Con la publicación oficial del Reglamento de la Denominación de Origen Manzanilla se reconoce la genuina identidad de este vino único y su vínculo indisociable con Sanlúcar de Barrameda.

Manzanilla solo hay una

La Comisión de 26 de junio de 1996 de la Unión Europea reconoce el carácter único de la Manzanilla, lo que implica no haya que decir Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda, sino simplemente Manzanilla, pues sólo hay una, la de Sanlúcar.